miércoles, junio 21, 2006

Hoja de Vida: Monica Gonzales...

..Ya hice cosquillas a mi hermana sólo para que dejara de llorar, ya me quemé jugando con una vela, ya hice un globo con el chicle y se me pegó en toda la cara o en el cabello, ya hablé con el espejo y lloré delante de él, ya jugué a ser bruja. Ya quise ser médico, violinista, bruja, cazadora, y trapecista, ya me escondí atrás de la cortina y dejé olvidados los pies afuera (que boba), ya corrí por el timbre del teléfono, ya estuve bajo la ducha hasta hacerme pis.

Ya robé un beso, ya me declaré a alguien que no me aceptó, ya confundí los sentimientos, tomé un camino errado y sigo andando en lo desconocido. Ya raspé el fondo de la olla donde se cocinó la crema, ya me corté al afeitarme las piernas muy apurada y me corté el cabello tan chiquito que me decian hasta el cansancio "choche", ya lloré al escuchar determinada música en el ómnibus. Ya traté de olvidar a algunas personas y descubrí que son las más difíciles de olvidar te hayan hecho lo que te hayan hecho.

Ya subí a escondidas al techo para agarrar estrellas, ya subí a un árbol para robar fruta, ya me caí por una escalera. Ya hice juramentos
eternos, escribí el muro de la escuela, el asiento del bus o la pared del baño y lloré sentada sola en el piso por algo que me pasaba con el unico consuelo de "todo pasará", ya huí de mi casa para siempre y volví al instante siguiente, todo mental.. claro.

Ya corrí para no dejar a alguien llorando y tambien lo hice para probarme que puedo ser mas de lo que imagino y que las barreras solo son mentales, ya quedé sola en medio de mil personas sintiendo la falta de una sola... aunque parezca mentira. Ya vi ponerse el sol y cambiar al rosado y al anaranjado, ya me tire a la piscina y no quise salir más aunque mi piel pareciera de una persona de 80 años, ya tomé whisky hasta sentir mis labios o mi nariz dormidos, ya miré la ciudad desde arriba y ni aún así encontré mi lugar.

Ya sentí miedo de la oscuridad, ya temblé por los nervios, ya casi morí de amor y renací nuevamente por ver la sonrisa de alguien especial, ya
desperté en medio de la noche y sentí miedo de levantarme. Ya aposté a correr descalza por la calle, grité de felicidad, robé rosas en un enorme
jardín aunque después me doliera la mano por las espinas, ya me enamoré y creí que era para siempre, pero era un "para siempre" por la mitad. Ya me acosté en el pasto hasta la madrugada y vi cambiar la luna por el sol, ya lloré por ver amigos partir y luego descubrí que llegaron otros nuevos y que la vida es un ir y venir permanente.

Fueron tantas cosas que hice, tantos momentos fotografiados por la lente de la emoción y guardados en ese baúl llamado corazón.

Cualquiera diria que mi experiencia es vasta en muchas cosas pero aun queda mas por hacer y por ende mucho por aprender.

Ahora tengo que agregar que Omarcillo me esta enseñando las bondades de tener BLOG, asi que como verán mi hoja de vida aun no termina, espero que la de Uds tampoco... gracias a Dios.

Un beso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiza no sea cuestion de encontrar "el lugar", si no hacerse un lugar en ese largometraje que es nuestra vida.

momentos nescafe!!! dijo...

...recuerdo haber visto mi vida como una pelicula y cada frase escrita encerraba un mil de vivencias, resultó ser una forma simpatica de recopilar los recuerdos... ahora que lo vuelvo a leer, confirmo que ahi estoy ... asu mare!!! esa soy!!! si fuera una foto, esa es la mia!!! hagan la suya y sentiran lo que yo: satisfaccion y gracias infinitas a Dios. Amen!!!